Ideas originales para el evento de Navidad de tu empresa

Leer

La comida o cena de Navidad es el evento de empresa por excelencia. ¿Aún te estás pensando celebrarla?

Sabemos que supone un esfuerzo económico y de organización, pero trae beneficios a la larga.

El evento de Navidad supone una oportunidad de juntar a directivos y trabajadores en un ambiente distendido y de interacción informal. Puede ser el punto de partida a relaciones personales de colaboración que resulten beneficiosas para la empresa. Se trata de hacer equipo.

Eso sí, te aconsejamos planificarlo bien. El evento de Navidad debe ser algo esperado y celebrado, y no una cita obligatoria a la que los trabajadores se sientan arrastrados. Para evitar esto último, te damos algunas claves útiles. ¡Toma nota!

¿Cómo organizar una fiesta navideña en una empresa?

Debes tener en cuenta el número de personas que asistirán, qué formato crees que puede tener más éxito y cuál es el presupuesto del evento.

Cuando tengas claras ciertas ideas, sigue los siguientes pasos.

1. Piensa en el formato

Lo habitual es hacer una comida o una cena, con el correspondiente menú y las copas de después. Pero también puedes salirte del molde y probar con un evento tipo cóctel o incluso con un brunch.

Tú conoces a tu equipo y sabes qué puedes ofrecer para promover esa interacción relajada que dé lugar a relaciones más cercanas. Piensa también si vas a utilizar un “seating” prediseñado o si prefieres que los asistentes se muevan libremente para conversar.

Además, si quieres asegurarte de que va a ser un evento dinámico y entretenido, deberías pensar ideas y juegos para amenizar. Más adelante te contamos más, pero serán relevantes para el formato y para elegir el lugar ideal.

2. Decide el lugar de celebración

El evento de Navidad tiene un fin concreto, y el lugar que escojas para su celebración debe ir en consonancia. Puede ser una casa privada alquilada para la ocasión, un espacio industrial, una hacienda o incluso las instalaciones de un antiguo palacio.

No es fácil encontrar algo que se ajuste a lo que buscas en cuanto a formato y presupuesto. Es posible que necesites a alguien que te asesore, sepa identificar lo que quieres y conozca el espacio ideal que mejor se adapta a ello.

Si además te ayuda a organizar, proporciona enseres útiles de mobiliario o decoración y coordina servicios como el del catering, ¡mejor! Y para eso, precisamente, está el equipo de Shabby & Chic.

3. Contrata el catering y otros servicios

Dependiendo del formato que tenga el evento de Navidad, necesitarás unos servicios u otros: decoración, catering, herramientas audiovisuales y tecnológicas, música, etc.

Todo irá en función del presupuesto y lo que creas más acorde a las características del equipo.  

5 ideas originales para tu evento de Navidad

Los eventos de Navidad para empresas pueden resultar muy aburridos o convertirse en la cita que todo el mundo está esperando.

No tengas miedo a salirte de lo de siempre para aportar dinamismo y diversión. Apunta algunas ideas originales que sorprenderán al equipo.

1. Una fiesta temática

Las fiestas temáticas están de moda. Solo por el hecho de tener que vestirse diferente y caracterizarse de manera acorde, los invitados sentirán que salen de la rutina.

Hay muchas ideas para fiestas temáticas: cabaret, el lejano Oeste, las Vegas, los años 20, Bollywood, series o películas de culto como Star Wars…

Escojas lo que escojas, no olvides colocar el photocall de rigor para que quede el recuerdo. Y anima a compartir fotos y comentarios con un hashtags en redes sociales.

2. Un escape room personalizado

También gana popularidad entre las ideas de Navidad para empresas. Pero, en lugar de escoger una sala de escape previamente configurada, se trata de que lleves la dinámica al evento para que sea personalizado.

Puedes configurarlo al estilo de una gincana, con objetos a encontrar, pistas que hay que ir resolviendo, adivinanzas y juegos, etc. Será muy positivo para el “team building” o construcción de equipos.

3. Concursos y premios

Las posibilidades son ilimitadas. Si los empleados tienen cierta edad y/o prefieren planes más sosegados y tranquilos, un bingo es una excelente opción. Para incrementar la expectativas, puedes ofrecer pequeños regalos a la línea y al cartón, desde una cuña de queso a una cena para dos.

Otra idea es dar premios a los mejores empleados. Elige a aquellas personas cuya actuación en el último año quieras reconocer y sirva de inspiración a los demás.

Puedes darle un toque de humor y ofrecer reconocimientos más extravagantes, siempre con respeto: mejor anécdota del año, respuesta más original a un cliente, mejor look…

4. Espectáculos en vivo

Los espectáculos en vivo suponen una excelente vía para asegurar la atención de los presentes. Y, si se trata de algo entretenido y acorde a los gustos generales, también generará entusiasmo.

Un grupo de música que versione canciones de todos los tiempos siempre resultará un acierto. Si buscas algo más original, ¿qué tal un monologuista que repase con humor algunos de los hitos más destacados del año en la empresa? Con respeto, claro.

También puedes tirar de humor contratando a un actor que haga de falso camarero y líe algún que otro divertido jaleo. O bien, ya para los copas, un casino especial con crupier.

5. Alternativas al almuerzo/cena clásica

Si no crees que el típico evento con menú y copas posteriores vaya a tener éxito, puedes buscar algunas alternativas. Estas pueden servir también de complemento, es decir, puedes organizar algo aparte de la comida o cena para unas navidades especiales.

Imaginación al poder: ¿qué tal un taller de cocina? ¿O de manualidades? ¿Y una clase de baile o de zumba con el que promover hábitos saludables? ¿O un vídeo corporativo que haga a los empleados partícipes de un modo original? ¡Piensa!

¿Qué juegos se pueden hacer en una cena de Navidad?

Los eventos de Navidad para empresas pueden decaer si no hay nada que aporte un extra de diversión. ¿Qué tal unos juegos para evitarlo?

Cuanto más dinámicos y a más gente involucren, mejor. Ya te hablamos de un bingo con regalos al que podéis jugar antes de las copas. Pero aquí tienes otras propuestas:

  • Adivina la canción. Puedes proponer el juego por equipos y elegir canciones navideñas. Que suenen los primeros acordes y… ¡quien acierte gana!
  • El karaoke. Un clásico de las fiestas. Asegúrate de que no es una única persona la que acapara el micro y que hay variedad de géneros.
  • El amigo invisible. Otro clásico para todos los públicos. Celebra el concurso antes para que los regalos se den el día de la comida.
  • Retos. Haz equipos y propón retos: un baile, una adivinanza, preguntas sobre la empresa o sobre sus empleados… Puedes hacerlo tan divertido como quieras.

En definitiva, el evento de Navidad de la empresa es una oportunidad para hacer equipo, reconocer el trabajo de todo el año e insuflar energías para lo que están por venir.

Si quieres que salga bien, ¡delega! Céntrate en encontrar aquello que crees que va a funcionar bien, y pide ayuda para buscar el sitio ideal y coordinar servicios. ¡Cuenta con nosotros!